No puedo parar de comer durante todo el día. ¿Qué puedo hacer …?

Hola! No sé muy bien cómo empezar, así que primero quiero daros las gracias por el esfuerzo que haga. Últimamente he empezado a comer muchísimo a todas horas aunque no tenga hambre. Es como que siento la necesidad de comer pero sólo cuando nadie me ve. Cuando estoy en frente de alguien intento comer de manera saludable. Hace aproximadamente un año hacía todo lo contrario, ya que comía poco y me adelgazar, pero hace un par de meses que empecé a comer mucho y no puedo parar. Es horrible porque después de comer tanto me acabo sintiendo mal conmigo misma, pero no lo puedo evitar. Me puede dar algún consejo para solucionar esto y por qué me pasa? Gracias!

 

 

Hola guapa! Muchas gracias por valorar nuestro trabajo. A nosotros nos encanta poder ayudar. Nos explicas que tienes la necesidad de comer, aunque no tengas hambre, como si no pudieras parar, que después de hacerlo te sientes mal y que intentas que nadie te vea. También nos comentas que el año pasado te pasaba “lo contrario” no comías y te vas adelgazar. Desde aquí no podemos saber porque te pasa esto, y qué es exactamente lo que te está pasando. Sí que puedo interpretar, que tanto el año pasado como este, no te sientes bien contigo misma, y ​​que debe de haber algo que te preocupa, y que te impulsa a comer sin poder parar. Nos pides como puedes evitar comer tanto, no sabemos qué comes ni cuando no comes, por eso es un poco difícil poderte aconsejar. Por la manera en como nos cuentas lo que te pasa, puede que cuando comas te sientas angustiada, nerviosa, con ansiedad? Te recomendamos que puedas compartirlo con las personas importantes de tu alrededor, para que puedan hacerte lado. Pasar todo esto no debe ser fácil y es muy duro hacerlo sola. También te aconsejamos que sigas las 4 comidas al día (desayuno, comida, merienda y cena) para que puedas estar bien alimentada. En los momentos que tengas ganas de comer (de aquella manera que nos describes) busca algo que pueda distraerte. Puedes ir a dar una vuelta, hablar con una amiga, escuchar música, lo que sea que te haga pasar un buen rato y te pueda distraer de esta sensación de ansiedad y de “necesidad” de comida. Este ejercicio te puede ayudar a frenar la situación en un momento determinado, pero si ves que esto te pasa muy a menudo, sería importante que pudieras hacer algo más. Espero haberte podido ayudar! Un abrazo!

Leave a Reply